Historia del Pueblo Mágico Nochistlán de Mejía

GUERRA DEL MIXTON
Historia Nochistlán Pueblo Mágico

Antecedentes prehispànicos 

L as primeras noticias que tenemos de los pobladores de estas tierras señala a los Tecuexes que formaron sus rancherías aproximadamente en el año 1000 de nuestra era para posteriormente en las postrimerías del siglo XII en que aparecen los caxcanes que vienen del valle de Tuitlán que hoy se encuentra dentro del municipio de Villanueva del estado de Zacatecas formando un poblado en este lugar que fue conocido como Nochistlán, expulsando por la fuerza de las armas a los antiguos pobladores que recibían en ese momento apoyo bélico por parte de los zacatecos y los huachichiles.

Llegan los españoles a éste lugar un viernes primero de abril del año de 1530, comandados por Nuño Beltrán de Guzmán quien no encuentra a los pobladores porque se habían ido a esconder a la sierra, en sus cartas al rey de España le comenta que había suficientes víveres en éste poblado y que fue su intención celebrar la semana santa, lo cual hizo construyendo una iglesia de caña y de paja de lo más bonito que podía hacerse dadas las circunstancias que se vivían en esos momentos, cuenta también de la manera tan cuidadosa en que tenían atendidas sus sementeras y de los útiles de cobre que tenían los  caxcanes para las labores agrícolas.

Nuño en sus tropas estuvieron 22 días en éste lugar que les sirvió de base para conocer los alrededores como Jalpa y otros ranchos.

Queriendo Nuño Beltrán de Guzmán contar con una base militar en este territorio y además recordar el nombre de su tierra natal, ordena estando en la Villa del Espíritu Santo el día 3 de diciembre de 1531 a Juan de Oñate que venga a Nochistlán y funde la  Villa de Guadalajara lo que llevo a cabo el 5 de enero de 1532, siendo Juan de Oñate capitán y alcalde mayor en ésta villa y su jurisdicción, Diego Vásquez y Maximiliano de  Angulo alcaldes ordinarios, Sancho Ortiz de Zúñiga, Juan de Albornoz y Miguel de Ibarra, regidores perpetuos y Francisco Barrón, García Ramírez y Alvar Pérez regidores anuales, Francisco de Arceo fue Ámese de campo, dando lugar a la formación del primer ayuntamiento que se tuvo en lo que hoy son tierras zacatecanas.

Esta Villa duró hasta el mes de julio del año 1533 y para el 8 de agosto del mismo año aparece una acta de cabildos teniendo ya como cede el lugar conocido como Tonalá.

La Guerra del Mixtòn 

Las inconformidades por los malos tratos que los españoles daban a los naturales desembocó de manera violenta teniendo como punto de partida una ceremonia que se llevó a cabo en Tlaxicoringa en el valle de Huasamota, describiéndola Pentécatl, Señor de Tzapotzingo de la siguiente manera: “€œPonían un calabozo y bailaban en derredor, … y viniendo un viento recio se llevó el calabozo por los aires, y unas viejas hechiceras les dijeron que se alzasen, porque así como el viento levantaba aquel calabozo, con el mismo ímpetu echarían de tierra a los españoles y que no dudasen de ello, porque sería cierto y que entrasen en batalla con los españoles… que no había de quedar español con vida”€  Aparece entonces la propaganda oral que se hace en todos los pobladores caxcanes llamada por los españoles como Tlatol, en donde se les prometía comida sin tener que trabajar, el ejercicio permanente de sus virtudes humanas y toda clase de comodidades que sus dioses les daría por expulsar a los españoles.

Entre los líderes caxcanes más importantes de ésta lucha, se distingue Tenamaxtle, originario de Nochistlán quien tuvo muchas victorias entre ellas sobre el ejercicio de Pedro de Alvarado, quien sufrió un accidente en las barracas de Yahualica hoy el lugar es conocido como Las Huertas del municipio de Nochistlán, ya que le cayó encima el caballo que montaba su escribano Baltasar de Montoya el día 24 de junio y muriendo en la Villa de Guadalajara que se encontraba en Tlacotán el 4 de julio de 1541.

El éxito alcanzado por Tenamaxtle lo hace pensar en atacar la Villa de Guadalajara que en esos momentos tenía como asiento Tacotlán y contando con el apoyo de los huaraves, tepehuanes, huastecos, zacatecos, custique, chiconates y los propios caxcanes rodean a  dicha villa que narra la anónima tercera de la siguiente manera: “€œ… a los, XV de septiembre de dicho año hasta quince mil indios entre los cuales venía por capitán y señor de ésta gente Tenamaxtle y por subteniente don Francisco indio natural del dicho pueblo de Nochistlán, de donde así mismo salió el golpe de esta gente, y viniendo en su orden en tres escuadrones a manera de gente práctica y por sus hileras de 7 en 7. Está dicha gente venía diferenciada de colores amarillo, negro y azul, y con muchos plumajes y sus arcos y sus flechas en las manos…”€ Sin embargo a pesar del entusiasmo de los naturales no fue posible tomar la Villa de Guadalajara ya que fueron derrotados por los españoles en una  lucha muy encarnizada.  Regresándose los insurgentes a Nochistlán pensando que era mejor pelear en un terreno conocido y favorable por su geografía a su causa.

Ante tal victoria los españoles recobraron la confianza y esperaban al Virrey Antonio de Mendoza que salía hacia estas tierras el 29 de septiembre de 1541 desde la ciudad de México, llegando a Toluca en donde se le incorporaron auxiliares matlatzingas, de ahí salió el lunes 3 de octubre y pernoctó el viernes en Matlatzingo, el lunes 10 arribó a Tsintzuntzan y el miércoles 12 de ahí con sus auxiliares purépechas y llegó a Jacóna.

El 9 de noviembre se llevó a cabo la batalla ganando el peñol de Nochistlán las fuerzas del Virrey que sumaba más de 60,000 efectivos y Tenamaxtle fue detenido por las fuerzas virreinales.

El ejercito español permaneció en Nochistlán hata el día 14 de noviembre de 1541 en que partió hacia Juchipila llegando a dicho lugar el día 16, dentro de los acontecimientos bélicos un grupo de caxcanes tuvo comunicación con Ibarra diciéndole que querían ponerse en paz pero como requisito pedían ver a Tenamaxtle y accediendo al español lo llevó, pero se lo quitaron y se lo llevaron al Mixtón para seguir la lucha independesista.

Mientras tanto el Virrey pasó la noche en Apozol el día 19 y el domingo las fuerzas indígenas atacaron directamente el campamento de Juchipila aunque sin éxito favorable para ellos, el miércoles 23 se pasó revista a la cabellería española, y el viernes 25 se hizo lo propio con las infanterías, tomando Xuchiltepec (Peñol de Juchipila) el día 26.  Una semana permanecieron en aquellos contornos los españoles hasta que el día 4 de diciembre se inició la marcha al cerro de Miztepec ( Mixtón) pernoctando ese día en Apozol; el lunes 5 se rindió jornada hasta el íe de Mixtón, el martes 6 se reanudó la marcha y en medio de combates se pasó la noche a la orilla de la barranca, el miércoles 7 prosiguió la marcha por la otra barraca ade lantándose los frailes a requerir a los naturales para que depusieran su actitud de rebeldía, y también se transportó la artillería; el jueves 8 de diciembre día de la Purísima Concepción hubo un descanso absoluto en el campo español,m pero el viernes 9 principió el asedio al fuerte que duró una semana hasta el jueves 15, día de la Octava de la Concepción, en que fueron ganados y destruidos los centros de insurrección.

Esta vez Tenamaxtle no fue detenido y junto con muchos de sus compañeros se adentraron en la sierra madre occidental en donde practicaron la guerra de guerrillas por más de 9 años hasta que fue convencido finalmente mediante negociaciones tenidas con el Obispo de la Nueva  Galicia  Don Pedro Gómez Maraver para que se pacificara y quien se ofreció a llevarlo con el Virrey Antonio de Mendoza quien era conocido de los dos y lograr un acuerdo oficial para la pacificación que querían tener los españoles, fue tan mala su suerte que el 28 de diciembre de 1551 estando en la Ciudad de México muere el Obispo Pedro Gómez Maraver quedando sin amparo.

Tenamaztle agravando su entorno con el hecho de que el Virrey Antonio de Mendoza ya no estaba ejerciendo ese cargo en su lugar se encontraba Luis de Velasco quien lo mandó aprender sin respetar el fuero de la iglesia que tenía en ese tiempo, deportándolo a España.

Época colonial: Después del movimiento bélico conocido como la Guerra del Miztón se quedaron en Nochistlán algunos españoles, entre los que podemos contar a Juan de Tolosa, quien asociado a Miguel de Ibarra y Diego de Ibarra montaron un acampamento desde donde salían a buscar minerales y fue tal el éxito que en una de ellas penetraron al territorio de los zacatecos el día 8 de septiembre de 1546 descubrieron una beta y cargando tres mulas del mineral regresaron a Nochistlán y ensayando las muestras por el método del soplillo encontraron que contenían Plata y Oro, llamándole a esta mina La Descubridora de Monserrate en honor de nuestra señora de Monserrate que es celebrada el día del descubrimiento.

El 12 de diciembre de 1550 el obispo Maraver mandó una carta al Rey en que le comenta “€œcomo condición fundamental para la conversión de la caxcana, prohibir la entrada a su territorio a los españoles, cuando menos por 15 años, dejando solamente a los religiosos”€, la petición fue escuchada y Nochistlán pasó a ser pueblo de indios por orden que dio su santidad el Papa Paulo III.

Por lo que corresponde al templo parroquial, se inició su construcción en el año 1584 y concluyó en 1639, en inspección que hicieron las autoridades eclesiásticas, manifiestan que todo estaba muy bien compuesto tanto los ornamentos y la custodia, así como la sacristía, el baptisterio y la pila bautismal.

Acueducto los Arcos: El Acueducto los Arcos se construyó por orden del gobierno de la Nueva Galicia a expensas de los vecinos de Nochistlán, para llevar agua de los yacimientos de la mesa del agua al poblado concluyendo la obra en 1793, el sistema lo componían dos pilas que había en el jardín y una fuente octagonal en el centro del mismo lugar, se contaba además con otras dos pilas llamadas Pila Azul y Pila Colorada, además de la pila de afuera que se encontraba en los límites en que comenzaba el barrio de San Sebastián.

México independiente: En Nochistlán se viven los aires de libertad que propició don Miguel Hidalgo y Costilla secundando el grito de rebelión don José Daniel Antonio de Jesús Velasco y Camarena, conocido como Daniel Camarena, el día 8 de octubre de 1810. Después de muchas hazañas bélicas es capturado en Jalpa y es remitido a Lagos en donde se encontraba Calleja, lugar donde se le instruyó juicio sumario y se le condena a muerte fusilándolo el 22 de febrero de 1811.

En el año de 1824 forma parte  Nochistlán como municipio del estado de Zacatecas. En la invasión francesa, Nochistlán sufrió un ataque por parte de 2000 efectivos franceses comandados por el Conde de Potier y 800 conservadores al mando de Tovar, siendo el jefe de armas y autoridad política el coronel Jesús Mejía y comandante Leocadio González, aunque la lucha fue con heroísmo cayó la plaza, contándose entre muertos en combate y fusilados 104 patriotas. Los invasores después de la batalla se dedicaron a la rapiña, dejando al pueblo completamente pobre.

La revolución: El nuevo siglo XX lo vivían los nochistlenses con una vida llena de laboriosidad, había una agricultura y ganadería pujantes, además de contar con tenerías y talleres de fabricación de calzado que lo exportaban a muchas entidades federativas y siendo la principal población del sur de Zacatecas, llegando por ese tiempo el maderista Manuel Caloca a quién se recibió con entusiasmo y vieron con alegría el triunfo de don Francisco I. Madero, Posteriormente, cuando se lleva a cabo el asesinato de Francisco I. Madero y José María Pino Suárez por la traición de Victoriano Huerta, surgen en ese año de 1913, grupos que haciéndose pasar por sublevados se dedicaron a robar y dañar a los habitantes de las pequeñas poblaciones y ante este mal los vecinos de Nochistlán formaron un frente único de defensa de nuestras gentes, contándose entre los defensores a los señores Antonio Caraza, Dionisio Medrano Félix y Leocadio Frías Quirarte, Urbano Jiménez y muchos más, contándose que el 3 de julio de 1913 nuestro pueblo fue atacado por más de 500 elementos comandados por Leopoldo Arenal y también Crispín Robles Villegas, siendo los defensores entre 80 y 90 ciudadnos; fue una lucha encarnizada en donde perdió la vida el mencionado Arenal y al verse sin jefe los atacantes huyeron despavoridos. Posteriormente los nochistlenses se dieron cuenta que los derrotados eran parte del movimiento villista y esta derrota indignó a  Francisco Villa que en esos momentos se encontraba en Zacatecas y ordenó que fuera saqueado y quemado éste pueblo, para tal efecto se mandó un contingente por Jalpa a quien atacaron severamente. Don Luis  Martínez dándose cuenta de lo  que le esperaba a Nochistlán, acudió a la ciudad de Zacatecas buscando a don Gavino Durán, originario del rancho La Jabonera y quien era compadre de mucha estima del general Villa, y ya juntos fueron a platicar con don Francisco y le expusieron el porque Nochistlán defendía su integridad, se le convenció al Centauro del Norte de la necesidad material que vino a desembocar en la defensa de sus gentes y alegando tanto Durán como Martínez que si atacaban las fuerzas villistas matarían a gente inocente que de ninguna manera estaba en contra de los proyectos que tenía la revolución, y convencido Villa mandó la orden a Jalpa para que no se llevara a cabo la acción punitiva contra nuestro pueblo. Se afirma que Nochistlán no fue nunca tomada por fuerzas beligerantes, tampoco faltó alimentos y vivió trabajando en una vida tranquila. La plaza de Nochistlán se entregó a un capitán yaqui que vino solamente a recibir las armas una vez que se terminó la revolución.

 

Historia Nochistlán Pueblo Mágico Zenda CG

Visita más lugares Para Ver de nuestros Pueblos Mágicos de Zacstecas

Historia Nochistlán Pueblo Mágico.  Primeras noticias que tenemos de los pobladores de estas tierras señala a los Tecuexes… Pueblo Mágico de Zacatecas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Subscribe Now
Do you know that Layered Popups is the best popups plugin for WordPress? It's true. Make your website more attractive.